La Tapería de Pepe (Sevilla Este)

La Tapería de Pepe

Comienza la operación “Sevilla Este”. En esta zona de Sevilla hay montones de sitios de tapeo. Hoy comenzamos esta difícil misión en una tapería que me ha gustado mucho.

He salido un poco tarde a comer, por lo que cuando he llegado a la zona, la mayoría de bares y cervecerías estaban bastante llenos. Tras caminar un poco, he llegado a la Tapería de Pepe (calle Emilio Lemos 39) , donde aún quedaba alguna mesa libre. No me lo he pensado más, y me he sentado.

Dos razones me han impulsado a no seguir andando en busca de otro lugar. El primero, la terraza al sol, cosa que en un día de tanto frío como el de hoy, es de agradecer. La segunda, ver que tenían una carta de tapas especial para el puente (aparte de la normal de todos los días). Esto me indica que normalmente tendrán tapas especiales, por lo que por muchas veces que venga, siempre tendré la oportunidad de probar algo nuevo.

Tapería de Pepe

Como he dicho, cuando he llegado estaba medio vacío, pero ha tardado cero coma en ponerse hasta las trancas. En unos minutos ya había lista de espera. He llegado justo en el momento preciso.

Nada más sentarme, me han atendido y, mientras pensaba que comer, me he pedido una cervecita.

Le he echado un vistazo al a carta, y he visto que tienen mucha variedad de tapas. Pero, como hoy habia carta de tapas por el puente, me he decidido por estas últimas. Ya tendré tiempo de probar las demás.

Me habría gustado probarlas todas, pero eran demasiadas. Con tres ha sido más que suficiente.

Tras pensarlo un poco, he pedido una tapa de carrillada con salsa de Pedro Ximenez, una de atun rojo a la plancha y finalmente, una de brazo ibérico relleno de piñones, piña y foi.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La carrillada estaba para chuparse los dedos (cosa que he hecho). La carne tierna tierna y la salsa muy rica. Las patatas (de verdad, nada de congeladas) recien fritas. Un notable muy alto para esta tapa.

En cuanto al atún, no tengo el paladar tan exquisito como para asegurar que fuera atun rojo, pero si como para saber que estaba muy fresco, y eso se nota en el sabor. La salsa de aceite y ajo estaba muy rica y era el complemento perfecto al sabor del atún. En definitiva, otra tapa de sobresaliente.

El brazo ibérico relleno, rico rico también. Solo le puedo poner una pega, y es que he notado el sabor del a piña por ningún lado. Si se supone que la lleva, debería poder verse (y saborearse). No obstante, un plato muy sabroso.

Resumiendo, me han gustado mucho las tapas. El trato ha sido muy bueno y diligente, no teniendo que esperar prácticamente nada pese a la cantidad de gente que había, y del solecito qué decir…

Volveré seguro!

Por cierto, tres tapas y tres cervezas, 11 euros.

28/12/14

Y tanto que he vuelto!. Con tanto ajetreo de vacaciones, de ir y venir, me he dado cuenta de que tengo la nevera vacía, así que me veo obligado a irme de tapas ;).

Hace frío y mucho viento, así que mejor me meto dentro. He llegado pronto y aun no hay nadie, así que aprovecho para echar algunas fotos. Una cosa importante: dentro es autoservicio, así que hay que pedir en barra, ya que los camareros se dedican a las comandas de la terraza exclusivamente.

Me he pedido estas tres tapas: migas (tapa del día), giraldillo y solomillo Wellington.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo primero que llama la atención de las migas es la presentación. La cazuelita le va muy bien. Lo siguiente que llama la atención, es el colorido que tiene esta tapa. Fijándote bien, ves que, además del pan, lleva chorizo en taquitos, panceta y pimientos. Con estos ingredientes, os podéis imaginar como sabe: riquísimo!. No soy muy de migas, pero esta tapa me ha gustado mucho. No me han resultado demasiado pesadas, todo lo contrario, y muy muy sabrosas. Notable para esta tapa.

El giraldillo no tenía ni idea de qué podía ser. La presentación es un poco rara: una especie de torre de verduras cubierta de salsa. Pese a que las verduras a al plancha me encantan, el hecho de que estuvieran algo sosas y de que la salsa tampoco aportara mucho, ha hecho que esta tapa se quede en un suficiente.

Para terminar, solomillo Wellington. Se trata de un solomillo envuelto en hojaldre y con cebollita caramelizada por dentro. Esta cubierto de una salsa muy rica y patatas horneadas. Me ha gustado mucho. La carne muy tierna y sabrosa y la salsa, para mojar pan. Y las patatas hacen un buen acompañamiento. Resultado, un bien alto.

30/12/14

Sigo sin comida (y sin ganas de comprar), así que tengo que seguir comiendo fuera. Hoy hace muy buen día, así que me voy a la terraza de la Tapería de Pepe. Hoy si que se está bien al solecito. ¿Qué me pido hoy?

Tras echar un rápido vistazo a la carta, me decido por las siguientes tapas: arroz con carrillada (tapa del día), flamenquín de marisco y bombón de pollo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo primero que me he comido ha sido el arroz con carrillada. No ha hecho falta probarlo para saber que iba a estar riquisimo: la vista y sobre todo como olía, ya lo adelantaban. Y efectivamente, estos dos sentidos no me han engañado: para chuparse los dedos. La carrillada le ha dado un sabor increíble al arroz. Muy muy bueno. Un notable alto para esta tapa.

A continuación a llegado el flamenquín de marisco. Esta tapa prometía hasta que la he cortado con el cuchillo. Esperaba que fuera un flamenquín relleno de carne de cangrejo, gambas, langostinos… marisco al fin y al cabo. Pero no. Se trataba simplemente de un tronquito de surimi, envuelto en una loncha de jamón de york y rebozado. Una gran decepción. No se si habéis probado el surimi caliente. Si lo habéis hecho sabéis que se vuelven muy blandos y chiclosos. Así que esta tapa me ha decepcionado mucho. El acompañamiento, una especie de ensalada de arroz fría. No tenía prácticamente sabor. En definitiva: un aprobado, y por los pelos para esta tapa.

Para terminar, llega el bombón de pollo. ¿Bombón? parece un saquito de algo… Esta tapa es la típica en la que las apariencias engañan. Para empezar, traía el mismo arroz insípido que la anterior. Luego, no se puede identificar de qué esta hecho a simple vista. ¿será pollo?. Todas estas elucubraciones se acaban cuando cortas un trozo y te lo llevas a la boca. Está tan rica que te da igual todo lo demás. Muy rica!. Se trata de un rollito de pechuga de pollo rellena de jamón, pimiento frito y cebolla caramelizada), todo cubierto de una salsa mas que rica. En resumen, una tapa muy sabrosa y rica, merecedora de un notable.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s